Internacional

Tras los diésel, Volvo anuncia el fin de sus motores de gasolina: ya sólo importan los carros eléctricos

En Volvo están volcados con la electrificación de todos sus carros. El fabricante sueco ya ha puesto fecha de caducidad a los motores diésel, siendo ahora el momento de poner un punto y final a los motores gasolina. A día de hoy el objetivo de Volvo es que para el año 2025 todos sus modelos estén electrificados en mayor o menor grado, motivo por el que ya no tiene sentido seguir invirtiendo en motores de combustión interna.

En 7 años podríamos ver al último Volvo movido por un motor de combustión interna
Volvo es sin lugar a dudas uno de los fabricantes que más se está esforzando en acelerar su completa electrificación. Tras la llegada de sus primeros híbridos enchufables se ha puesto como objetivo avanzar a pasos agigantados hacia la movilidad 100% eléctrica, algo que implica un complejo proceso de transformación, pero que sobre todo implica un ambicioso plan de reconversión de toda la gama en un plazo de apenas 7 años.

De este modo los propulsores híbridos enchufables ya se han convertido en un obligado en todo nuevo lanzamiento de Volvo, de hecho el reciente Volvo V60 ya se ha presentado con dos opciones híbridas enchufables. El primer modelo 100% eléctrico de Volvo llegará en 2019 y a partir de ahí todo será crecer y crecer para aumentar las opciones 100% eléctricas disponibles. Hace apenas un año Volvo condenó para siempre sus motores diésel, alegando la falta de futuro para este tipo de propulsores teniendo en cuenta las alternativas híbridas enchufables que ya están disponibles en su gama.

Volvo dice adiós al diésel, pero también a la gasolina
Pero el motor gasolina no durará mucho más. Aunque el futuro de los propulsores gasolina se extenderá por más tiempo gracias a su papel fundamental en los sistemas híbridos, Volvo ha anunciado que no presentará una nueva familia de motores de gasolina en el futuro, limitándose a actualizar la actual gama de mecánicas hasta que los costes de evolución y las normativas anticontaminación lo permitan. Este movimiento confirma lo que era un secreto a voces, y es que Volvo está acelerando sus planes de electrificación para que en 2025 la presencia de motores de combustión interna sea mínima sino inexistente.

La actual generación de motores diésel y gasolina parten de un diseño modular que presentó Volvo bajo la denominación Drive-E. Estos motores llegaron al mercado en 2014, sin embargo su más reciente evolución nos deja con propulsores de tan sólo 3 cilindros que representan la visión más actualizada de este diseño. Volvo ha confirmado que planea una actualización de las mecánicas gasolina con la llegada de una nueva plataforma modular SPA, pero esta será una puesta a punto que buscará rebajar las emisiones de los propulsores que hoy están en el mercado. Así, la cuenta atrás para los motores de combustión interna en Volvo ya ha empezado y no hay vuelta atrás.

Lo mas Popular

To Top