Internacional

Sin sus clientes estadounidenses, BMW Motorsport habría abandonado los cambios manuales hace tiempo

El cambio manual sigue siendo una opción popular entre los compradores estadounidenses de BMW. Concretamente entre los compradores de un carro firmado por BMW Motorsport. En el caso del BMW M2, en torno al 50% de sus compradores lo encargan con una caja de cambios manual -en Europa, dicha cifra se sitúa en torno al 20%. El propio Frank van Meel ha admitido en unas declaraciones a la revista Car & Driver que el único motivo por el que sus carros siguen teniendo cajas de cambio manuales es porque existe una fuerte demanda. Si por él fuera, posiblemente habrían desaparecido hace tiempo.

La buena noticia es que BMW Motorsport seguirá ofreciendo cambios manuales en el futuro porque sus clientes estadounidenses así lo exigen. El BMW M5 ya sería una excepción a esta regla, pese a que la anterior generación sí tuvo opción a cambio manual. En Europa, el cambio manual en los BMW M5 murió cuando el E39 dejó de producirse, hace más de una década. Van Meel es ingeniero de carrera y de profesión, y admite que desde un punto de vista estrictamente técnico y racional, el cambio manual no tiene sentido alguno, teniendo en cuenta los avances tecnológicos de hoy en día.

 

“Los clientes votan por los cambios manuales con sus carteras”, admite Van Meel. Mientras siga habiendo demanda, habrá BMW M con cambio manual.
Y posiblemente tiene razón. Los nuevos cambios de doble embrague son mucho más rápidos que cualquier manual, nos permiten concentrarnos más en nuestro tiempo de vuelta y además, consiguen homologar consumos tanto o más aquilatados que los cambios manuales. Sólo cita el menor peso de los cambios manuales como ventaja, obviando su menor complejidad mecánica, mantenimiento más asequible y mayor fiabilidad. No obstante, desde un punto de vista emocional, admite que muchos clientes prefieren tres pedales. “Mientras sigamos teniendo demanda, las seguiremos ofreciendo, porque escuchamos a nuestros clientes”.

Sí, los cambios automáticos son más eficaces y eficientes que los manuales, pero por mucho que las marcas se empeñen, no nos permiten el mismo grado de comunión con la máquina. No me importa que mi carro sea más lento y menos eficiente con un cambio manual, porque con un cambio manual siento que de verdad estoy conduciendo el carro y tengo el control absoluto. Es una experiencia más satisfactoria para mi, y por lo que se ve, para muchos otros miles de conductores. Hoy por hoy, lo único que salva a los cambios manuales es la rentabilidad económica. La única forma de salvar los cambios manuales es seguir comprándolos.

 

En Estados Unidos se compran muchos más deportivos manuales que en Europa. En Europa, sólo compran cuando adquieren carros de gama baja o media.

Lo mas Popular

To Top