Noticias

Por qué los asientos del nuevo Ford Focus son terapéuticos

Los asientos del nuevo Focus han sido galardonados por una importante asociación médica gracias al confort y a la seguridad que ofrecen a sus ocupantes.

Según la OMS, el dolor de espalda es la principal causa de discapacidad en el mundo y los expertos aseguran que es una afección que padecerá nada menos que la mitad de los europeos en algún momento de su vida. Por eso, cuidar especialmente esta parte del cuerpo puede ser tan importante. Quienes pasan muchas horas frente a un volante lo saben. El asiento es un elemento esencial para recorrer kilómetros de forma cómoda y segura. Tanto es así, que una organización líder en salud de la columna vertebral como es la Aktion Gesunder Rücken (AGR) está pendiente del mercado y de sus últimos lanzamientos para analizar cómo ayuda a aliviar los dolores de espalda cada asiento.


Los asientos del nuevo Focus, premiados por su confort

En este sentido, el nuevo Ford Focus ha conseguido recientemente el sello de aprobación de la AGR por los 18 puntos de ajuste que tienen sus dos asientos delanteros, lo que confiere a sus ocupantes, según la asociación, un grado óptimo entre apoyo y confort. “Sentarse en una posición incorrecta puede hacer que el conductor se encorve hacia adelante, ejerciendo presión sobre la parte baja de la espalda. Nuestro objetivo con el Focus era construir un asiento ajustable en 18 posiciones que se adaptara a cada persona, permitiendo a los conductores de todos los tamaños alcanzar fácilmente la mejor postura de conducción”, cuenta el ingeniero jefe de Programa de Ford Focus, Glen Goold.

Las posiciones de los asientos incluyen reglaje en altura, longitud e inclinación, además de los soportes para espalda, cuello y muslos. Para añadir un soporte lumbar de cuatro posiciones (electrónico), un ajuste de cuatro posiciones en el reposacabezas y un soporte de piernas extensible que no estaba disponible en la generación anterior del Focus, los expertos tuvieron que realizar pruebas en circuito con conductores de diferente sexo, altura, peso y forma de complexión, de modo que pudieran desarrollar el diseño óptimo del asiento. “Las pruebas de resistencia incluyeron 150.000 kilómetros de conducción en entornos reales y el uso del robot Robutt de Ford que recrea un uso completo de 10 años en tres días mientras se sienta, rebota y gira en el asiento 7.500 veces”, dicen desde la marca del óvalo.

Lo mas Popular

To Top