Noticias

Nuevo método para pintar carros bicolor en Audi

 

Los carros pintados en dos colores son un quebradero de cabeza en las líneas de producción, porque obligan a pasar dos veces por el taller de pintura cada vehículo. Audi está trabajando en un nuevo proceso de pintura de contraste en una única operación que reduce costes y aprovecha mejor la pintura.

Cada vez abundan más los modelos que se ofrecen con la pintura acabada en dos colores. Esta moda es un verdadero quebradero de cabeza para las líneas de producción en serie, ya que en la mayoría de los casos obligan a pasar dos veces cada vehículo por la línea de pintura, una primera vez para pintarlo por completo en un único color y una segunda para pintar el techo en otro tono. Audi está desarrollando un proceso de pintado que permitiría aplicar dos colores en una única pasada.

Además de obligar a pasar dos veces por la línea de pintado, en muchos casos es necesario que unos operarios enmascaren aquellas partes de la carrocería que no se quieren pintar, lo cual supone una pérdida de tiempo y recursos humanos.

Por otro lado, el hecho de pintar por completo una carrocería en un color para luego cubrir parte de esa pintura aplicada con otro tono supone desperdiciar varios kilos de pintura en cada carro, lo que implica derrochar muchos miles de euros y de material.

Cómo pinta Audi los carros en dos colores de una pasada
Para optimizar la pintura utilizada y reducir los costes de producción, Audi está realizando una serie de pruebas en una de sus líneas de pintura en la factoría de Ingolstadt. Si todo sale bien, está previsto que en 2019 se implante este proceso en su producción, lo que debería suponer un importante abaratamiento en el precio de la opción del acabado en pintura de contraste, es decir, en los carros de dos colores.

En una única pasada por la línea de pintura, los robots detectan mediante láser cuál es la línea hasta donde deben pintar en un color y a partir de la cual deben utilizar el otro. Además de esta precisión en la delimitación de los colores, los robots aplican la pintura de un modo en el que no se producen nieblas, de forma que el color se adhiere a la pintura sin apenas desperdicios.

En el caso de los modelos de Audi con los que se está realizando este ensayo es algo relativamente sencillo, ya que la línea de corte coincide con la que está delimitada por las molduras de los vierteaguas sobre los que se fija la baca en el techo. Otros acabados en los que, por ejemplo, se pintase parte del pilar C (como el diseño de los Seat Arona en dos tonos, o del Volvo XC40), son más complicados de lograr con este método

Lo mas Popular

To Top