Internacional

Los carro eléctricos de Tesla ya pueden autodiagnosticar fallos y pedir ellos solitos las piezas al taller

Tesla sigue incorporando novedades en sus modelos y la última funcionalidad en llegar es la de autodiagnóstico: los carro eléctricos de la marca californiana ya disponen de esta función que automatiza el proceso de detección de fallos, además de solicitar de forma automática las piezas necesarias para la reparación.

Elon Musk ya dejó claro a principios de este año que uno de los principales objetivos inmediatos para Tesla era el de optimizar su servicios de reparación, al menos en Norteamérica, que sigue siendo su mayor mercado. “Quiero señalar que una de nuestras principales prioridades de este primer trimestre es el de mejorar nuestras operaciones de servicio. Desde mi punto de vista, cuando pienso en nuestras prioridades para estos primeros meses, es el de mejorar el servicio en Norteamérica”, detallaba el CEO de Tesla, tal y como recoge Electrek.


Con ello se refería a esta automatización de servicios de reparación, mediante la cual los carros de la marca son capaces de realizar un diagnóstico de detección de fallos antes de que el carro se averíe, así como solicitar de forma automática las piezas y su reparación, ahorrando al cliente incluso tener que ir al taller.

Y como demuestran las imágenes compartidas en redes sociales por usuarios de la marca, la función ya está operativa, uniéndose a otras novedades recién llegada, como las nuevas funciones que mejoran la usabilidad del Autopilot.

El taller, a golpe de clic


Los carros eléctricos de Tesla ya pueden autodiagnosticar fallos y pedir ellos solitos las piezas al taller
Tesla compara esta nueva funcionalidad con la de saltarse al médico e ir directamente a la farmacia, todo para ahorrar tiempos de espera a los clientes de la marca e incluso adelantarse errores o fallos del automóvil evitando así que dejen tirados a sus dueños en plena carretera.

Así, con esta nueva característica, los automóviles de Tesla pueden controlar ciertos componentes y avisar al conductor si necesitan ser remplazados, además de solicitar automáticamente dichas piezas a la marca. No obstante, esta solicitud puede ser cancelada por el cliente si no la considera necesaria, ya sea desde la consola (donde aparece el aviso), desde su cuenta de usuario o desde la app de Tesla.

Los mensajes que recibe el conductor son de este tipo, tal y como muestra un cliente en esta foto subida a su cuenta de Twitter:

Los carros eléctricos de Tesla ya pueden autodiagnosticar fallos, solicitar piezas y hasta ahorrar la visita al taller
“Se ha detectado un problema inesperado con el sistema de conversión de energía en su Model 3. Una pieza de reemplazo ya se ha enviado previamente a su Centro de servicio de Tesla preferido. Utilice su aplicación móvil Tesla o su cuenta de Tesla para programar una cita de visita de servicio ahora”.

Pero además, esta nueva característica también ofrece la posibilidad de que el carro sea recogido y entregado, de tal manera que el cliente puede ir al trabajo, aparcar allí su Tesla y solicitar la recogida y entrega del mismo, ahorrándose tener que llevarlo a un centro de servicio.

Así, Tesla se desmarca de los servicios tradicionales de postventa, ahorrando el inconveniente que supone para los conductores tener que llevar el carro al taller y quedarse sin él unas horas, o incluso días, para tener que recogerlo posteriormente. Y es que no todos los centros ofrecen un vehículo de sustitución, por lo que estas gestiones a veces pueden llegar a ser un verdadero engorro…

Mejorar la fiabilidad y reducir los tiempos de reparación


Tesla ha acompañado esta nueva función con un incremento en sus efectivos y centros de servicio, así como con la mejora de la gestión y el almacenamiento de piezas. Según publica Clean Technica, la marca ha aumentado en el último trimestre del año su flota de vehículos de servicio a 411 y también ha inaugurado 27 nuevos puntos de reparación, entre los que se incluyen los de Sarasota, Florida, Pearl, Mississippi, Memphis o Tennessee, y que ya ascienden ya a 378 en todo el mundo.

El fabricante de carros eléctricos también está trabajando en aumentar la capacidad de sus centros de servicio, no sólo para poder reparar más vehículos de forma simultánea, sino para contar con un mayor depósito de piezas. De hecho, Musk ya adelantó en febrero que estaban valorando un sistema de almacenamiento permanente de los elementos que más sustituyen, para que los remplazos se hagan en pocos minutos, evitando tener que esperar durante días a la llegada de una pieza en concreto.


Finalmente, Tesla también está centrando sus esfuerzos en evitar que sus carros tengan que pasar por el taller en la medida de lo posible, lo que pasa por mejorar su fiabilidad. “Seguimos mejorando calidad en los procesos de fabricación y nuestro número de incidencias se reduce semana a semana”, explica Jerome Guillen, director de Servicio y Ventas Mundiales de Tesla Motors. “Trataremos de asegurarnos de que el carro nunca se averíe”, concluye.

Lo mas Popular

To Top