#noTodoEsTijuil

La historia del Toyota Supra que pocos conocen

Esta es la historia del Toyota Supra que pocos conocen. El origen del deportivo japonés es curioso y cinco generaciones después ha cambiado mucho.

El Toyota Supra es uno de los deportivos japoneses más emblemáticos de todos los tiempos, equiparable al Nissan GT-R, el Honda NSX o el Mitsubishi Lancer EVO, entre otros muchos. Su leyenda le precede y fue encumbrado como uno de los mejores carros de la historia en su cuarta generación. Hoy te cuento la historia del Toyota Supra que pocos conocen, el llamativo origen de un icono asiático.

El origen del Supra es llamativo, al menos de la manera en la que Toyota lo concibió, ya que no era un modelo en sí, sino más bien una variante más prestacional de otro modelo. Ahora, en su quinta generación, el Supra comparte muchos de sus atributos (chasis y motores principalmente) con el nuevo BMW Z4 presentado durante el pasado verano. Es el momento idóneo para conocer el origen de la historia de tan emblemático vehículo.

La historia del Toyota Supra que pocos conocen
La historia dice que el Toyota Supra nació oficialmente en 1979 como una variante más deportiva, una versión ‘Sport’ del Toyota Célica de la época. El Celica XX, como se le conocía en esos años, estaba falto de una versión más prestacional que sirviera para rivalizar, principalmente, con el Nissan 280 ZX. Toyota decide tomar como base la carrocería liftback de tres puertas y hacerla más ancha y más larga, concretamente 129,5 mm.

Desde las puertas hacia la zaga, era un Celica, pero los paneles frontales y el capó se alargaron para integrar un motor más potente. El elegido fue un bloque de seis cilindros en línea y 2.6 litros de capacidad que entregaba una potencia de 110 CV. El motor fue el primero de la marca en integrar la inyección electrónica y estaba asociado aun cambio manual de cinco velocidades o automático de cuatro. Al tratarse de una versión deportiva, la marca decidió bautizar a este modelo como Toyota Celica Supra, con código generacional A50.

Historia Toyota Supra
La segunda generación (código A60) vería la luz en 1982, tan solo tres años después. El motor pasaba de 2.6 a 2.8 litros, alcanzando finalmente los 145 CV de potencia. El modelo, completamente nuevo, también veía alteradas sus medidas, siendo más grande en todos los sentidos, aunque con una distancia entre ejes más corta con el objetivo de mejorar su comportamiento. El A60 seguía comercializándose bajo la denominación Celica Supra, por lo que no se le consideraba aún un modelo independiente del Celica.

Ya en 1986, el primer Toyota Supra en sí nace con el A70. Se trata de la tercera generación y Toyota ya ha visto el potencial del modelo, por lo que decide separarlo del Celica y convertirlo en su deportivo por excelencia. Lo equipa con un potente motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros con 204 CV de potencia. Un año más tarde llegaría una primera variante turbo con 230 CV que ya sentaba las bases para lo que daría de sí el Supra Mk4 (A80) en 1993, el Supra más famoso de todos. El resto, como dicen, es historia.

Lo mas Popular

To Top