Noticias

Este es el carro autónomo sin pedales ni volante que General Motors quiere desplegar el año que viene

Su nombre es Cruise AV, y ha sido diseñado por General Motors para operar “de forma segura por sí solo, sin conductor, sin volante, sin pedales o cualquier control manual”. Se trata del primer vehículo de producción con estas características, y los de Detroit están en estos momentos pidiendo al Departamento de Transporte estadounidense (DOT) permiso para poner a rodar este carro en 2019.

Recordemos que en octubre, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) anunciaba sus planes de evitar burocracias excesivas a los vehículos que no dispongan de controles para el ser humano, así como “eliminar cualquier barrera regulatoria innecesaria”. ¿Quién dijo miedo?

16 normas federales de por medio


General Motors presentará hoy oficialmente su Cruise AV de cuarta generación y conducción autónoma, pero ha querido dar un adelanto con la publicación de una imagen que muestra el interior de este disruptivo proyecto, impulsado por Cruise Automation, la start-up por la que pagó más de 1.000 millones de dólares.

Al ser un Chevrolet Bolt modificado, compartirá con probabilidad la mayoría de rasgos con la flota autónoma de General Motors.

En Estados Unidos, todo vehículo con permiso para circular en vías públicas ha de cumplir con los Estándares Federales de Seguridad de Vehículos Motorizados, 16 de los cuales incluyen requisitos basados ​​en controladores humanos. Por lo tanto, imaginamos a General Motors, hablando con la NHTSA y pidiendo que si les importa demasiado hacer un pequeña excepción con esas 16 normas federales de nada, a cambio de medios alternativos.

Hoy en día, siete estados permiten el despligue de vehículos sin volante o pedal de freno: Michigan, Carolina del Norte, Tennessee, Georgia, Texas, Colorado y Nevada. Si bien es cierto que el Waymo de Alphabet circulaba ya en 2014 sin volante, la compañía de Google no tuvo que pedir que se hicieran excepciones puesto que no circulaba a su velocidad máxima.

Gráfico publicado por General Motors en su último informe de seguridad y en el que se detalla el funcionamiento de sus “cerebros” autónomos.
Tal y como desprende el informe de seguridad publicado recientemente por la compañía, tras un choque, el vehículo entrará en un estado seguro al frenar y detener el automóvil. Asimismo, los sensores alertarán a un asesor que se conectará para ver si un pasajero necesita ayuda, y en caso de no poder conectar, utilizará la señal GPS para localizar el vehículo.

Lo cierto es que Estados Unidos está lejos de resultar reticente a esta nueva forma de movilidad. La NHTSA ha comenzado a identificar cualquier reglamentación innecesaria que sirva como barrera para la adopción generalizada de vehículos sin conductor. La principal preocupación de la agencia es “establecer con seguridad un camino para diseños innovadores y tecnología de vehículos automáticos”.

Lo mas Popular

To Top