Noticias

El nuevo Volkswagen Golf no tendrá versión eléctrica, porque no la necesitará

Los planes de futuro de Volkswagen son, cuanto menos, ambiciosos. Si hacemos caso a los anticipos que Volkswagen nos está proporcionando acerca del relevo generacional de su Volkswagen Golf hemos de asumir que estaremos ante la evolución más importante que haya vivido el compacto alemán en sus más de 40 años de historia. Y no solo eso. El modelo más vendido de Volkswagen ya no será la pieza fundamental de la estrategia de la marca, teniendo que compartir protagonismo con una oleada de SUV y crossover y con una gama de productos eléctricos. De manera que no habrá un Volkswagen Golf eléctrico, porque no será necesario.
Si estos días ya decíamos que los preparativos para el lanzamiento del nuevo Volkswagen Golf ya habían comenzado, con una planificación que propone que el inicio de la producción de esta nueva generación se produzca alrededor de junio de 2019 – si todo va según lo previsto – ya podemos comenzar a vislumbrar cómo será el futuro de la gama eléctrica de Volkswagen.

Y también sabemos que, lejos de preparar versiones eléctricas de los modelos ya conocidos, como sucediera hasta ahora con el Volkswagen e-Golf, el futuro de los eléctricos de la marca girará en torno a los Volkswagen I.D. que comenzarán a comercializarse en 2020. En la gama Volkswagen Golf la electrificación pasará por ofrecer un papel más importante, y protagonista, a diferentes soluciones híbridas, que irán desde los microhíbridos, a los híbridos enchufables.

Volkswagen reservará carrocerías específicas para su nueva gama de carros eléctricos, en la que habrá sitio para un compacto, una furgoneta a modo de reedición de la clásica Volkswagen T1 y un crossover


En estas imágenes aparece uno de los prototipos empleados por Volkswagen para probar tecnologías como los nuevos sistemas de carga inalámbrica de eléctricos.

Volkswagen espera que su primer compacto, de la nueva oleada de productos eléctricos de la gama I.D., comience a producirse a finales de 2019, unos meses después del inicio de la producción de la octava generación del Volkswagen Golf que hará lo propio en junio de 2019, principalmente en la fábrica de Wolfsburgo, de la que hoy en día salen más de 2.000 unidades del Volkswagen Golf al día.

La gama eléctrica de Volkswagen seguirá creciendo hasta el año 2025, con una reedición de la clásica furgoneta de Volkswagen, ahora transformada en vehículo eléctrico, y un crossover. Y serán precisamente estos últimos, los SUV y los crossover, los que representen el grueso de las ventas globales de Volkswagen.

Mientras tanto, y aunque aún quede tiempo para que asistamos al lanzamiento de los I.D. en 2020, los preparativos para la oleada de eléctricos que lanzará Volkswagen ya han comenzado. La fábrica de motores y componentes de Salzgitter pronto verá como su nueva línea de producción de baterías pasa del periodo de pruebas inicial, a su máxima producción. Mientras que la fábrica de Kassel también recibirá nuevas e importantes inversiones para mantener las principales líneas de producción de motores eléctricos de Volkswagen en todo el mundo.

Lo mas Popular

To Top