Noticias

5 deportivos que han renunciado al cambio manual

Si preguntáramos a cualquier purista cómo es su carro ideal, la respuesta sería algo así como: gasolina, propulsión trasera y cambio manual. Aún existen muchos carros con estas características, pero cada vez son menos los que reúnen en uno mismo los dos últimos atributos. Por ello, hoy te traemos 5 deportivos que han renunciado al cambio manual con el paso de los años.

La lista de vehículos a continuación incluye solo a cinco de ellos, pero son algunos más los que han renunciado. De hecho, si no atendemos a razones de tiempo, todos los deportivos nacieron con motores unidos a transmisiones manuales. Sin embargo, hoy queremos reunir a cinco casos muy famosos de vehículos deportivos que renunciaron con la evolución natural tras varias generaciones a las cajas de cambios manuales.

Vídeo: transmisión manual vs automática:

5 deportivos que han renunciado al cambio manual

Shelby Mustang GT500 2019


El Shelby Mustang GT500 2019 es uno de los casos más recientes que hemos conocido. El famoso pony car, ya en su sexta generación y comercializándose a nivel mundial, ha decidido que su variante más prestacional, rápida y potente de la historia, dotada con un V8 sobrealimentado de 5.2 litros con más de 700 CV de fuerza, se asocie exclusivamente a un cambio automático Tremec de doble embrague y siete velocidades que canaliza, eso sí, toda la potencia al tren posterior.

Toyota Supra 2019


Otro de los deportivos que han sido recientemente presentados sin cambio manual ha sido el nuevo Toyota Supra. La quinta generación del deportivo japonés, que ha sido desarrollada en estrecha colaboración con BMW, adopta chasis, motores y transmisiones del fabricante europeo. En su variante más potente (las otras dos también), el motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros turbo con 340 CV se asocia a un cambio automático ZF de ocho relaciones que envía la potencia al tren trasero.

Rivales Nissan GT-R


El Nissan GT-R es uno de los deportivos japoneses más famoso de todos los tiempos. En su actual generación, que lleva más de una década en activo, Nissan sorprendió a todos con uno de los GT-R más avanzados, tecnológicos y efectivos tanto dentro como fuera de la pista. Su motor RB26DETT daba paso a un V6 biturbo de 3.8 litros que actualmente entrega 570 CV de potencia y 630 Nm de par motor. Asociado a éste se incluye una transmisión de doble embrague y seis velocidades y un avanzado sistema de tracción total.

Audi R8


Puede que el Audi R8 no te suene con cambio manual, pero en su primera generación, la firma de los cuatro aros decidió sacar dos variantes de su deportivo icónico. Además de la equipada con el motor V10 de 5.2 litros de origen Lamborghini, la marca ofrecía un R8 V8 de 4.2 litros FSI con cambio manual de seis velocidades. Cuando el actual R8 fue lanzado en 2015, la versión V8, que ya llevaba algún tiempo descatalogada, no conoció un sucesor y, por ende, el R8 está equipado con un cambio automático de doble embrague y siete velocidades con un sistema quattro de tracción total.

Prueba: BMW M5 Competition


BMW M5
Este puede que sea el que más dolor haya causado de la lista. El nuevo BMW M5, que ya había perdido el cambio manual en la anterior generación, está dotado de un motor V8 biturbo de 4.4 litros con 600 CV de potencia (625 CV en la versión Competition). El propulsor se asocia a un cambio automático de tipo convertidor de par y ocho velocidades que envía la potencia a un sistema de tracción total desconectable. Si atendemos a la generación E60 del M5, ésta equipaba un V10 atmosférico con cambio manual (también automático opcional) y propulsión trasera. Los M5 han evolucionado con el fin de buscar el mayor rendimiento, y los cambios manuales y la propulsión trasera ya no tienen cabida en un mundo de números y cifras.

Lo mas Popular

To Top