Tijuiliando.com

Noticias

¿Un eléctrico con batería en estado sólido? Toyota podría estar trabajando en ello de cara a 2022

La tradición híbrida de Toyota se remonta al lanzamiento del Toyota Prius original en el año 1997 y, a pesar de que el gigante japonés no tiene idea de abandonar esta estrategia para sus vehículos, sí explora nuevas posibilidades como el hidrógeno (ya lo pone a prueba en un camión) o los eléctricos puros. De hecho, la prensa japonesa habla ya de un futuro vehículo eléctrico para 2022.

Que Toyota prepare el lanzamiento de un carro cien por cien eléctrico no es la noticia del siglo, pero sí la tecnología que usará el modelo. Mientras la industria al completo recurre a baterías de ión-litio de electrolitos líquidos, Toyota estaría trabajando en baterías en estado sólido, es decir, con electrolitos sólidos en lugar de líquidos, con las ventajas que ello conlleva.

Es el periódico nipón Chunichi Shimbun quien se aventura a anunciar este eléctrico para 2022 con innovadora tecnología. Utilizaría una plataforma propia y tendría una autonomía superior a la competencia. De momento Toyota no ha confirmado ni desmentido los rumores, aunque el año pasado ya dejó caer que un vehículo eléctrico entraba finalmente en sus planes.


¿Qué es una batería en estado sólido?

Esta tecnología de baterías en estado sólido está, según los expertos, a un par de años de llegar al mercado. Fabricantes como Samsung o LG trabajan en ello desde hace tiempo (Hyundai, entre otras marcas, también está investigando en esta dirección), y lo mejor de todo es que cuando se hagan realidad podrían cambiar el mercado de las baterías para siempre.

En esencia, las baterías en estado sólido son dispositivos cuyas celdas de almacenamiento de energía no están llenas de un líquido conductor como en las baterías que todos conocemos. En su lugar utilizan un compuesto sólido (de metal de litio en este caso, aunque se podría usar magnesio o sodio, por ejemplo) que hace la misma función que el electrolito líquido, es decir, transmitir los iones entre polos positivos y negativos.

¿Tiene muchas ventajas?

Si te estás preguntando qué tiene de especial este paso de electrolitos líquidos a sólidos, te diremos que las ventajas son muchas y variadas. Desde capacidad o tiempos de recarga hasta seguridad, aunque eso sí, serían algo más grandes y pesadas.

¿Un eléctrico con batería en estado sólido? Toyota podría estar trabajando en ello de cara a 2022 Batería de ión litio actual del Toyota Prius híbrido enchufable
Gracias al uso de un compuesto sólido para las celdas, este tipo de baterías gozan de una densidad energética mayor, por lo que tienen más capacidad (se dice que el doble sería factible). Además, los tiempos de recarga de la propia batería, que para las de ión-litio actuales son de al menos entre 20 y 30 minutos con carga rápida, podrían reducirse a seis veces menos, es decir, apenas unos pocos minutos.

Por otra parte, las baterías en estado sólido se calientan mucho menos que las líquidas, por lo que también se mejora la seguridad, siendo mucho menor el riesgo de incendio o incluso explosión en caso de impacto. Y por si fuera poco, la vida útil que prometen estas baterías podría ser hasta cinco veces superior a las actuales y el drenaje pasivo (la descarga de la batería al no usarla) se reduce notablemente. La tecnología promete, desde luego.

Lo mas Popular

To Top