Tijuiliando.com

Noticias

Sí, la pantalla del nuevo Audi A8 es dura de pelar, pero es por una buena causa (según la marca)

Ayer conocimos los principales datos del nuevo Audi A8, justo a tiempo de asistir a la presentación estática de la renovada berlina de la marca de los cuatro aros. El Audi Summit, que es como la marca ha bautizado lo que ya es, de facto, una interesante alternativa a los salones tradicionales, nos sirvió para conocer los detalles del nuevo Audi A8, antes de hacernos a la carretera con uno de ellos.

El caso es que, toqueteando los mandos de la berlina, descubrimos que la pantalla táctil no respondía al tacto con la agilidad que puede tener una pantalla de smartphone actual. Y fue sorprendente el porqué de ese comportamiento.

En este breve vídeo, realizado de forma improvisada, al tocar la pantalla se evidencia que resulta necesario realizar dos veces cada pulsación para obtener una respuesta. Realmente, la primera pulsación la realicé como lo haría con mi teléfono móvil, un sencillo Sony Xperia XA-1, para comprobar que había que darle más duro si quería que los iconos respondieran a mi gesto.

La verdad nos habiamos decepcionado, porque no imaginamos ir conduciendo y peleando con la pantalla. ya con una  opinión sobre el mundo táctil llevado al entorno de las cuatro ruedas me parece un riesgo innecesario, aunque seguramente rentable para los fabricantes, nuesra primera impresión sobre el sistema me dejó una inquietud aún mayor.

Pero nustra impresion cambió, en parte, cuando escuchamos el razonamiento por el cual la pantalla táctil del nuevo Audi A8 está un poco sorda. Es algo premeditado. Durante la demostración que nos realizó uno de los ingenieros de Audi, no sólo vimos de forma clara cómo el reconocimiento de la escritura forma parte ya de una característica pensada para facilitar la vida al conductor…

Una pequeña demo sobre la pantalla táctil del nuevo #audia8 #cars #technology

Una publicación compartida de Motorpasión (@motorpasion) el


… sino que la explicación que recibimos los allí presentes sobre el tacto de la pantalla tenía que ver, precisamente, con la seguridad. Según la lógica de Audi, si los iconos respondieran con un toque suave, podríamos pulsar lo que no queremos mientras conducimos, y nuestra atención sobre la carretera se vería mermada. Mejor, por lo tanto, simular la resistencia que daría un botón físico.

El argumento puede parecer vago, pero estamos dispuestos a comprenderlo, la alergia generalizada al mundo táctil y al recorte de botones físicos. Otro día, si acaso, hablamos de cómo desarrollamos el tacto desde bebés, como forma de establecer una relación muy precisa con el mundo que nos rodea. Pero por el momento la explicación resulta suficiente. Por otra parte, y para quienes sean más críticos con el sistema, la sensibilidad de la pantalla se puede calibrar.

 

Lo mas Popular

To Top