Tijuiliando.com

Mecánica general

Porsche nos cuenta por qué chillan los frenos de los carros y cómo evitarlo (vídeo)

Probablemente te hayas preguntado alguna vez por qué chillan los frenos de los carros, como también habrás experimentado la sensación de presionar el freno y escuchar ese chillido, ese ruido tan incómodo, que en ocasiones generan los frenos de nuestros carros. Lo primero que hay que saber es que existen muchas razones por las cuales los frenos de los carros pueden chillar y no siempre tiene que significar que exista una avería, un desgaste excesivo, o que los frenos no estén funcionando apropiadamente. Porsche publicaba estos días un vídeo muy ilustrativo acerca de este tema, en el que nos cuentan por qué chillan los frenos de los carros, cómo trabajan en sus carros, para conseguir que los frenos de los Porsche no chillen y también las razones por las cuáles es imposible evitar que los frenos chillen.
¿Por qué chillan los frenos de los carros?
El chillido de los frenos se debe generalmente a la temperatura, la humedad, o la corrosión en los discos de los frenos. Y en la mayoría de los casos, si los frenos funcionan correctamente, no es un síntoma de una avería.

Como decimos, y si bien es cierto que un sonido metálico muy desagradable y estridente podría significar que las pastillas de freno están muy gastadas, o existe un problema entre estas y los discos, que puede ir acompañado de otras sensaciones, como pérdida de potencia de frenado, o vibraciones en la dirección en la frenada, en la mayoría de los casos el chillido de los frenos no es necesariamente un síntoma de una avería.

Importante, si los frenos trabajan adecuadamente, el chillido en estos no es un síntoma de que exista una avería, o un desgaste excesivo


En ciertas circunstancias se generan pequeñas vibraciones en el disco, al contacto con la pastilla, que se amplifican y generan ese característico chillido de los frenos.

El chillido se debe esencialmente al contacto entre la pastilla y el disco al accionar el freno, que a su vez genera una fricción, y una energía que se disipa en forma de temperatura, y unas vibraciones que, como explica Porsche en su vídeo, en ocasiones son mínimas, prácticamente microscópicas. Son esas vibraciones las que, al alcanzar ciertas frecuencias, se amplifican haciendo que el propio disco funcione como un altavoz, y se genere ese chillido tan característico.

Insistimos en que ese chillido no necesariamente ha de tener que ver con un mal funcionamiento de los frenos, y ni tan siquiera con componentes de baja calidad. Es más, el chillido de frenos es especialmente común en deportivos y carros de alto rendimiento. En este vídeo, Porsche, que como hemos de comprender un vídeo producido por ellos, han de hablar de su libro, o en este caso sus carros, nos cuentan cómo los ingenieros trabajan para mitigar ese chillido. En ocasiones eso requiere estudiar en profundidad el rendimiento del disco, el comportamiento de los materiales, y la geometría de la pastilla, para entender cómo se producen esos chillidos, y cómo el acoplamiento de diferentes armónicos genera el propio chillido.

 
Nota: aunque el vídeo tiene la locución en inglés, desde las opciones que aparecen en la barra inferior del vídeo puedes configurar los subtítulos automáticos de Youtube, e incluso la traducción automática a tu idioma.

La conclusión a la que llega Porsche es que con un buen trabajo, e incluso con medidas de choque, como instalar elementos que amortigüen las vibraciones y el sonido, no se puede evitar que en algún momento unos frenos puedan chillar. Las condiciones meteorológicas, la temperatura, y la humedad, contribuyen a que se produzca ese chillido en los frenos de los carros.

La corrosión y el óxido en la superficie de fricción del disco también pueden generar chillidos. Y, de nuevo, que la superficie de los discos de freno de los carros aparezca con una capa de óxido, algo muy habitual cuando el carro permanece parado un tiempo, y especialmente en zonas en las que esté sometido a cierta humedad, no significa que los frenos estén estropeados. Es más, ese óxido suele desaparecer después de unas frenadas.

Comentar con Facebook
Comments

Lo mas Popular

To Top