Tijuiliando.com

Mecánica general

Por qué un carro diésel no puede montar la batería de un gasolina (y viceversa)

No, no todas las baterías son iguales.

Quizá no lo sabías (o sí…) pero las baterías de los carros diésel no son iguales que las que utilizan los modelos de gasolina. La razón principal está en que los motores de gasóleo, por norma general, necesitan más potencia que los de gasolina para ponerse en marcha. No obstante, es cierto que la diferencia cada vez es menor, sobre todo si se trata de un gasolina equipado con varios sistemas tecnológicos o de un diésel diseñado bajo la filosofía downsizing.

Qué mirar al comprar una batería nueva
A la hora de comprar una batería para el carro debes valorar varios aspectos. Lo primero si la quieres con o sin mantenimiento. Las primeras se reconocen porque llevan dos tapones en la parte superior (es donde regularmente hay que echar agua destilada). Las que no necesitan mantenimiento son las más habituales, hay tres tipos de baterías con mantenimiento:

Normales
EFB, recomendadas para los carros con Start-Stop
AGM. En lugar de agua o gel, utilizan un separador de fibra de vidrio para mantener el electrolito en su lugar, provocando una resistencia muy baja
Antes de adquirir una batería nueva debes asegurarte también de que te vale tanto por voltaje como por tamaño. También tienes que mirar la intensidad de carga y buscar una similar a la que llevaba puesta tu carro.


La clave está en la potencia de arranque
La clave del por qué un carro diésel y un gasolina no pueden utilizar la misma batería está en la potencia de arranque, esto es, la fuerza que ejerce la batería para poner el motor en marcha en frío.

Tradicionalmente, los motores diésel necesitan baterías con potencias de arranque más altas; mientras que los gasolina no tanto. Pero es cierto que con el paso de los años, la llegada del downsizing (motores más potentes pero menos cilndrada) y la popularización de la tecnología (un carro gasolina con muchos sistemas eléctricos puede necesitar casi la misma potencia de arranque que un diésel) la diferencia cada vez es menor.

La recomendación es que tu batería cuente con el mayor número de amperios posible (lo aconsejable es entre 300 y 540). A mayor número, mayor certeza de que tu carro arrancará independientemente del frío que pueda llegar a hacer.

Características de las baterías que montan los diésel
Son baterías específicamente optimizadas para entregar altas corrientes en pequeños intervalos de tiempo.

Tienen más potencia de arranque. Esto significa que son menos susceptibles de fallar durante la descarga y más resistentes a los cambios extremos de temperatura, en concreto al frío invernal.

Características de las baterías que montan los gasolina
Al necesitar potencias de arranque inferiores, las baterías que portan los carros de gasolina también son de menor tamaño. Esto se traduce en una reducción notable del peso y en que tienen menos productos tóxicos y nocivos para el medio ambiente.

Comentar con Facebook

Lo mas Popular

To Top