Tijuiliando.com

Noticias

Mazda sigue apostando por el motor diésel (incluso para su nueva generación de motores de gasolina)

Mientras toda la industria se encamina hacia un futuro eléctrico, desde Mazda los mayores esfuerzos se están dirigiendo en una dirección muy concreta, el dominio de la combustión interna. Eso no significa que Mazda se haya olvidado de eléctricos e híbridos y, de hecho, el fabricante de Hiroshima es muy consciente de que en unos años tendrán mucho peso todos aquellos carros que cuenten con alguna suerte de electrificación. Entre 2019 y 2020 conoceremos nuevos híbridos y eléctricos de Mazda que se venderán con y sin extensor de autonomía y entre 2020 y 2021 veremos sus primeros híbridos enchufables. Pero incluso con esa apuesta por eléctricos e híbridos, Mazda sigue viendo su futuro – y el del grueso de la industria – muy unido al motor de combustión interna. Y en estos momentos no solo seguirá apostando por el motor diésel, sino también por un motor de gasolina – que podríamos considerar como un auténtico prodigio tecnológico – que promete el funcionamiento, pero sobre todo los consumos, de un diésel, el nuevo SKYACTIV-X.
El motor de Rudolf Diesel afronta muchos e importantes retos. El gasóleo se ha convertido en el objetivo de todas las críticas y en el principal acusado, aunque no siempre con razón, de los problemas de calidad del aire que sufrimos en las grandes ciudades. El gasóleo también tendrá que lidiar con sofisticados sistemas anticontaminación y con normativas cada vez más estrictas.

Su rendimiento térmico ya no parece excusa suficiente para seguir apostando por este tipo de motores, aún cuando quizás esa sea la única salida que tengamos en Europa para cumplir con los compromisos adquiridos en materia de reducción de gases de efecto invernadero, y especialmente el CO2.

Cuando todo parece estar en contra del diésel, en Mazda confían en su futuro desde una visión que apuesta por el dominio de la combustión y que incluso les permitirá lanzar en 2019 un motor de gasolina que literalmente funciona como un diésel


Preparando la segunda generación de SKYACTIV-D
Mazda defiende la “limpieza” de sus diésel. Y de hecho con su primera generación de SKYACTIV-D consiguió que, por la naturaleza de la combustión de su diésel, pudiera cumplir con la normativa Euro VI sin necesidad de sistemas de post-tratamiento y completar una gama diésel Euro VI antes que la mayoría de sus competidores. Si un 11% del parque automovilístico español son diésel que cumplen con la normativa Euro VI, en el caso de Mazda esa proporción se eleva hasta el 33%. Ver artículo: Nadando contracorriente, así entiende la eficiencia Mazda.

Además de los eléctricos e híbridos que lanzará Mazda a partir del año 2019, habrá otras novedades importantes. Entre 2019 y 2020 se lanzará la segunda generación de los motores SKYACTIV-D, lo que reafirma que Mazda, de momento, no se olvida de los diésel.

Pero la novedad más interesante llegará en 2019, coincidiendo con el lanzamiento de la nueva generación del Mazda 3. Esta novedad se llama SKYACTIV-X, y aunque es un motor que se alimenta de gasolina, su funcionamiento tiene mucho que ver con la invención que dejó al mundo Rudolf Diesel hace más de un siglo.

A partir de 2019 conoceremos la segunda generación de los diésel SKYACTIV-D, el nuevo SKYACTIV-X de gasolina y encendido por compresión, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos


Skyactiv-X: un gasolina con el funcionamiento de un diésel
Los ingenieros de Mazda persiguen un objetivo que no es nuevo, el de crear un motor de gasolina que trabaje como un diésel o, en otras palabras, un motor de gasolina en el que la ignición de la mezcla se produzca por compresión y no por la acción de una bujía. Desde hace décadas son muchos los fabricantes que han trabajado en un motor de estas características, pero las dificultades técnicas que encontraron por el camino impidieron que aquellos proyectos prosiguieran y llegaran a comercializarse.

Mazda parece haber encontrado la clave en SKYACTIV-X, un motor que aún manteniendo las bujías, y empleándolas permanentemente, las utiliza para desencadenar una ola que facilita el encendido por compresión en el cilindro y trabajar en un rango muy amplio de situaciones de la conducción, y la carga del motor, con una mezcla pobre, con una mezcla en la que la relación de aire es muy alta. Ver 5 datos que has de conocer de SKYACTIV-X.

Según Mazda, esta tecnología permitirá que un Mazda 3 con SKYACTIV-X, con un motor de gasolina agradable de conducir y con buenas prestaciones, similares a las de un Mazda MX-5, pueda ofrecer unos consumos que son propios de un Mazda 2 diésel.

Mazda ha conseguido poner a punto una tecnología que es considerada como uno de los santos griales de la industria del automóvil

Parece demasiado bonito para ser verdad. Pero de cumplirse lo que hemos experimentado con esta primera generación de motores SKYACTIV, en los que la desviación entre consumo homologado, y consumo real, es más baja de lo que generalmente hemos visto en otros motores, todo apunta a que estaremos ante el mejor motor jamás producido por Mazda y muy probablemente ante uno de los mejores motores del mercado.

Calendario de lanzamiento de motores de Mazda:
* SKYACTIV-X en 2019
* Híbridos en 2019
* Eléctricos (con y sin rango extendido) entre 2019 y 2020
* SKYACTIV-D de segunda generación entre 2019 y 2020
* Híbridos enchufables entre 2020 y 2021

Comments

Lo mas Popular

To Top