Tijuiliando.com

Noticias

Los 5 mejores deportivos de los años 90

Estamos de acuerdo que la década de 1980 nos dejó algunos de los mejores deportivos del mundo. Sin embargo, con los 5 mejores deportivos de los años 90 podrás comprobar que una década más tarde también se produjeron algunos interesantes vehículos que merecen una mención especial. Los 90 fueron también pura locura y la industria japonesa nos brindó algunos carros que hoy se han ganado el estatus de iconos.

Sin embargo, ni el Nissan GT-R Skyline, ni el Toyota Supra, ni el Mazda RX-7 están hoy aquí, ya que vamos un paso más arriba, a los superdeportivos exclusivos, auténticos biplaza con potentes mecánicas que alcanzaban velocidades astronómicas, al igual que los precios en los que se movían, prohibitivos para la mayoría de la humanidad. Hoy son míticos de una época que ya no volverá y por eso vamos a hacer un recorrido por estas joyas.

McLaren F1


¿Por dónde empezar? ¿Qué tal por el carro que hoy día ostenta el récord de velocidad para un carro con motor atmosférico? Exacto, es el McLaren F1. Fue introducido en 1992 como fruto de una asociación entre BMW, que proveería el motor, y el McLaren, quien se encargó del diseño, el chasis y el apartado dinámico. Justo vencedor de las 24 Horas de le Mans en su debut en competición, el McLaren F1 destaca por su configuración de asientos, con el puesto del conductor y el volante en disposición central.

El motor provenía de BMW, con el que quisieron crear el BMW M8 original, y era un V12 de 6.1 litros que entregaba 635 CV y un par motor de 649 Nm. Fue capaz de pasar de cero a 100 km/h en 3,2 segundos y de llegar a una velocidad máxima de 386 km/h que lo convirtió, en su momento, en el carro de producción más rápido del mundo, una cifra que, además, jamás ha sido superada por otro carro con motor de aspiración natural.

Ferrari F50


Si bien es cierto que el Ferrari F40 es uno de los carros más icónicos de la compañía italiana, su sucesor, el Ferrari F50, tenía la ardua misión de ser el elemento que conmemoraría el 50º aniversario de Ferrari. Mientras que el F40 equipaba un motor biturbo V8, el F50 fue dotado de un motor V12 atmosférico de 4.7 litros que, al igual que en la Fórmula 1, se convertía en un elemento estructural que soportaba las suspensiones y la transmisión manual de seis velocidades.

Tenía una potencia de 520 CV y el régimen máximo de vuelta se situaba muy próximo a las 10.000 rpm. Es cierto que no es el modelo más querido del fabricante, pero representaba un acontecimiento relevante. Fue lanzado en 1995, pasaba de cero a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzaba una velocidad punta de 325 km/h. Incluso contó con una variante de carreras, el F50 GT, con una potencia de 750 CV.

Lamborghini Diablo


Viajamos a 1990 para conocer al sucesor del legendario Lamborghini Countach, un modelo que representó el máximo exponente de la marca italiana. Al Lamborghini Diablo le pasó algo parecido a lo que le ocurrió al Ferrari F50, su predecesor era demasiado bueno y admirado por todos. Sin embargo, el Diablo contaba con un diseño espectacular, al más puro estilo de los 90 con unas formas angulosas y un generoso alerón trasero.

Bajo el capó, como un auténtico Lamborghini, un motor V12 de 5.7 litros y aspiración natural que rendía 492 CV y 579 Nm de par. Contó con diferentes versiones, como el Diablo VT, el Diablo 30 Edición Aniversario con 530 CV, el Diablo SV, el Diablo GT con 575 CV y el Diablo 6.0 VT con 550 CV. Además, estuvo en activo durante 11 años.

Bugatti EB110


Tal vez sea uno de los Bugatti menos conocidos de la historia, pero esto lo hace especialmente único, más si tenemos en cuenta que en los cuatro años que estuvo en activo, tan solo se crearon 126 unidades. Para que te hagas una idea, tanto el Chiron como el Veyron tienen una producción de 500 unidades cada uno. El Bugatti EB110 nació en 1991 en Versalles (Francia), exactamente 110 años después del nacimiento de Ettore Bugatti.

Bajo el capó, un motor V12 de 3.5 litros y cuatro turbocompresores que sentó las bases de lo que hoy es el famoso W16 de 8.0 litros. Entregaba 553 CV de potencia y pasaba de cero a 100 km/h en 3,6 segundos con una velocidad punta de 336 km/h. En 1992 se presentó el EB110 SS (Super Sport), el cual tenía 600 CV y llegaba a los 348 km/h de velocidad máxima.

Jaguar XJ220


En 1992 aparece el Jaguar XJ220 como la apuesta de la compañía británica para hacerse con el título de carro de producción más rápido del mundo. El proyecto se inició en 1984 y el vehículo llevaría un sistema de cuatro ruedas directrices, suspensión inteligente y un motor V12 de más de 500 CV. Sin embargo, los problemas económicos de Jaguar provocaron la entrada de Ford, lo que supuso la eliminación de todas estas características.

En su lugar se instaló un motor V6 con turbocompresor de 3.6 litros que bastó para superar las expectativas gracias a sus 550 CV. El propulsor permitía que el XJ220 llegara a los 343 km/h y se convirtiera, al menos momentáneamente hasta 1994, en el carro de producción más rápido del mundo. Se pronosticaron y reservaron 350 unidades, pero tan solo fueron entregadas 275.

 
Los años 90 son, como habrás podido comprobar, una época de transición entre los locos años 80 con el máximo esplendor en el mundo de los rallys, el nacimiento de algunos míticos modelos para el DTM y la llegada de increíbles superdeportivos, hacia un cambio de milenio que trajo consigo una evolución del concepto de superdeportivo. Sin embargo, pese a ser parte de esta década, estos 5 deportivos merecen todo nuestro respeto y admiración.

Comments

Lo mas Popular

To Top