Tijuiliando.com

Internacional

La muerte de Ayrton Senna pesa en la conciencia de Adrian Newey

Adrian Newey  acaba de estrenar libro “How to build a car” (Cómo construir un carro) y en él, además de numerosas anécdotas de su larga trayectoria como diseñador de Fórmula 1, habla de uno de los episodios más comprometidos de su carrera profesional, la muerte de Ayrton Senna.

Newey fue el diseñador principal del Williams FW16 con el que el piloto brasileño perdió la vida en el Gran Premio de San Marino de 1994. A pesar de que en su día se investigó el accidente en profundidad, y el británico fue absuelto incluso en los tribunales, aún a día de hoy no se sabe con certeza que sucedió aquel fatídico 1 de mayo.


Es uno de los momentos más analizados de la historia de la categoría. Cuando Ayrton Senna trató de afrontar la famosa curva Tamburello, su Williams no respondió y el carro se fue recto. La versión oficial alega que al ser la primera carrera en la que se recurrió al carro de seguridad, los neumáticos no estaban preparados para rodar a tan baja velocidad.

Las gomas se enfriaron y como consecuencia se desinflaron haciendo bajar la altura del carro y que el fondo plano rozase el suelo cortando el flujo del aire y por extensión provocando que el Williams perdiese agarre. Tras salirse de pista por esta causan, la columna de dirección se partió y perforó el casco del brasileño.


“Siempre sentiré cierto grado de responsabilidad por la muerte de Ayrton, pero no culpabilidad” Adrian Newey.

Fueron muchos los que mantuvieron que fue precisamente la columna de dirección la causante del accidente. Una pieza cuyo agresivo diseño corrió a cargo de Newey y que tal y como confiesa a día de hoy nunca se debió haber montado en un carro de carreras. No obstante, el ingiero ha mantenido en los últimos años, que dicha pieza no pudo ser la culpable ya que fue sustituida en el último momento a petición del piloto.


Newey, Patrick Head y Frank Williams llegaron a vérselas con la fiscalía italiana fuerte impulsora de ésta teoría, pero finalmente el juez tuvo que absolverles por falta de pruebas que confirmase su teoría.

“Independientemente de si la columna de dirección causó o no el accidente, no se puede evitar el hecho de que fue una mala pieza de diseño que nunca debió haberse permitido montar en el carro. Fui uno de los ingenieros al frente del equipo que diseñó un carro en el que se mató un gran hombre” Adrian Newey.

Otro de las teorías que aún se barajan es que fuese la obsesión por ir al límite de Senna la que le hubiese llevado a montar una configuración realmente complicada de pilotar y que hubiese desencadenado el trágico final.


Y en este asunto Newey sí que entona el mea culpa por las decisiones tomadas durante aquel año.

“De lo que más culpable me siento es del hecho de que arruiné la aerodinámica del carro. Me equivoqué en la transición de la suspensión activa a la pasiva y diseñé un monoplaza que era aerodinámicamente inestable. Ayrton intentó hacer cosas que el carro no era capaz de hacer” Adrian Newey.

Sea como fuese, Adrian Newey continúa siendo uno de los ingenieros más respetados de la parrilla de la Fórmula 1. En los últimos años, además, ha sabido compaginar su trabajo como ingeniero del equipo Red Bull -a quien le dio cuatro Campeonatos del Mundo- con la colaboración con Aston Martín para crear un superdeportivo como el Aston Martin Valkyrie.

Comments

Lo mas Popular

To Top