Tijuiliando.com

#noTodoEsTijuil

La curiosa razón por la que vemos caras en los autos

Los autos son capaces de transmitirnos emociones como enojo, simpatía o fortaleza
Seguramente al ir por la calle, alguna vez te has preguntado si el auto que vez de frente tiene rostro… y si se está riendo.

Más allá de los dibujos animados, en donde hemos visto muchas veces rostros y autos parlantes, cada que vemos un auto por el frente, irremediablemente lo relacionamos con una cara humana.

Este fenómeno, no es exclusivo en los autos, ¿quién de nosotros no ha visto un rostro en las nubes, o en la luna, o en imágenes de Google Earth (hay incluso un proyecto llamado Google Faces)?

Esto se debe a una razón muy particular. Nuestro cerebro tiende reconstruir de manera automática las figuras para que parezcan rostros. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Toronto en asociación con centros en China, este fenómeno, conocido como pareidolia, no es una anomalía cerebral o de la imaginación sino una función conjunta de la corteza frontal y la corteza visual posterior.

En pocas palabras, quien ve caras en todos lados, no está loco. Solamente es parte de la pareidolia.

Así que la sonrisa del vochito, es algo que muchos de nosotros hemos visto y que nos transmite sensación de ver algo simpático.

Este hecho es algo que los diseñadores han aprovechado muy bien. Actualmente, cada auto está diseñado para transmitir sensaciones por medio del diseño. Un deportivo debe transmitir dinamismo y determinación; un todoterreno, fortaleza y tranquilidad; por ejemplo. Por medio del frente podemos ver un auto enojado, decidido o feliz.

Aunque los expertos afirman ver caras es una característica predeterminada de hace muchos años, algunos científicos afirman que se debe a que los objetos o imágenes ambiguas, las relacionamos con cosas que podemos denominar más fácilmente.

Otra posible explicación es que lo que vemos va en función de lo que “queremos ver”. De acuerdo con la neurocientífica Sophie Scott, del University College London, puede deberse a lo que está pasando con las expectativas de cada quién y a cómo estamos interpretando el mundo. Una vez que se ve la imagen, es imposible dejar de verla.

Así que la próxima vez que veas la “nariz” del BMW, piensa qué es lo que estás viendo realmente.

Comments

Lo mas Popular

To Top