Tijuiliando.com

Internacional

Corea del Sur vuelve a castigar a Alemania: BMW, Mercedes-Benz y Porsche pagarán por incumplir normas de emisiones

 

Los vecinos de Kim Jong-un no se andan con tonterías. En abril mandaban de vuelta a Alemania 2.500 unidades de modelos Volkswagen y Audi por la prohibición de ventas vigente tras el Dieselgate (en agosto de 2016 suspendió y prohibió la venta de vehículos del grupo alemán por haber falseado los resultados de las pruebas de emisiones de gases, de eficiencia energética y de ruido). Y ahora lo ha vuelto a hacer.

Tal y como informa Reuters, Corea del Sur planea imponer una multa combinada de 63,1 millones de dólares (54 millones de euros al cambio) a BMW, Mercedes-Benz y Porsche por violar las normas de emisiones del país y también por una posible violación de la ley de aduanas. Vamos, que les acusa de importar sus carros ilegalmente.

A vueltas con Alemania


Según el Ministerio de Medio Ambiente, BMW recibirá una multa de 46,82 millones de euros por falsificar documentos sobre los resultados de las pruebas de emisiones y no obtener la aprobación para los cambios en los sistemas de control de emisiones antes de que sus automóviles fueran vendidos.

Los certificados de eficiencia energética se cancelarán a mediados de noviembre y las ventas se detendrán para 28 modelos de BMW, pero no afectará a los automóviles que ya se vendieron, ha declarado el Ministerio. Según informa la agencia surcoreana Yonhap News Agency, BMW Corea ha decidido parar voluntariamente la venta de siete modelos tras la investigación del gobierno, que comenzó en marzo. El Servicio de Aduanas de Corea descubrió que el fabricante alemán no entregó documentos adicionales a la oficina de aduanas desde 2012 hasta principios de 2015 para informar de un cambio de componentes en los vehículos.


Los siete modelos son el MINI Cooper S Cabrio, el MINI Cooper S, el BMW M4 Cabrio, el BMW M4 Coupé, el BMW M6 Gran Coupé, el BMW M6 Coupé y el BMW X1 xDrive 18d.

Por su parte, Mercedes-Benz y Porsche recibirán una multa de seis millones de euros y 1,3 millones, respectivamente, por no obtener la aprobación para los cambios en los sistemas de control de emisiones antes de la venta de automóviles.


Mercedes-Benz ha defendido que algunos de los 200.000 vehículos que se habían importado a través de la aduana entre 2012 y 2017 habían sido declarados antes de que se aprobara o se informara sobre cambios en los componentes, mientras que Porsche asegura que la medida del Ministerio surcoreano no tendrá ningún impacto en sus negocios, ya que la sanción aborda los cambios en los componentes entre 2010 y 2015, y todos los carros que se venden ahora están debidamente certificados.

Recordemos que en diciembre de 2016, el país asiático impuso una multa de 29,8 millones de euros a Audi Volkswagen Corea por publicidad engañosa relacionada con el Dieselgate y mandó en abril de este año, como apuntábamos al principio, cerca de 2.500 modelos Volkswagen y Audi de vuelta a Alemania por la prohibición de ventas vigente.

Comments

Lo mas Popular

To Top